jueves, 19 de julio de 2012

Allí me colé y en tu templo me planté

La mañana del domingo amaneció soleado, bueno, entendamos por soleado el hecho de que no llovía y que la campana de polución sobre Shanghai, según la Lonely Planet respirar un día el aire de Shanghai es como fumarse 75 cigarrillos, dejaba pasar algunos rayos de sol. Un hecho este que no influye en el hecho de que haga calor, porque lo hizo y mucho. Había muchas cosas que queríamos ver y gracias a las guías y a Google sin censuras decidimos comenzar las visitas por la catedral católica de Xujiahui y lo hicimos como auténticos turistas. Esto es: EN TAXI
-



Construida en 1910 y siguiendo las normas del gótico francés, el templo con planta de cruz latina y dos enormes torres que ascienden hacia el cielo, es conocido como la Catedral de San Ignacio y desde hace más de un siglo ofrece servicios religiosos a los católicos chinos y extranjeros, dejando claro que está bajo la protección del estado y bajo el mandato de la Asociación Patriótica Católica China, un organismo dependiente del gobierno que designa los cargos eclesiásticos. En su interior no se puede rezar ni hacer mención al Papa, aunque actualmente tanto el Vaticano como China están intentando acercar posturas.
-
 En su interior muy actual y nuevo, hablamos de un tiempo de poco más de 100 años, no se pueden hacer fotos, pero en la calle si, y es que en los alrededores se estaban preparando las sesiones de fotos de la boda de esta pareja, y es que antes de la boda los chinos se sacan varias series de fotos: compromiso, pedida o incluso vestidos con el traje, lo que nos lleva a pensar que el tema de la superstición de ver el traje de la novia antes de la boda no existe.
-
Vista la iglesia, siguiente destino: Templo del Buda de Jade. Nuevo taxi, de oca a oca y a la otra punta de dónde estábamos y es que realmentente merecía la pena ver ese templo que se conserva prácticamente igual a cuando se construyó siglos atrás y que custodia el Buda de Jade (falso) traído de Birmania y que la menda vio sin pagar.
-





-
Os decía que entré sin pagar por lo siguiente. Cuando entras al templo compras tu entrada por 30 RMB (3 euros). Pero luego, una vez dentro, hay que comprarse otra por 10 RMB para subir a ver al Buda que está custodiado en una habitación especial, algo que yo desconocía.
El caso es que había un grupo de italianos que llevaban el pack de subir a ver el Buda ya pagado. Yo iba detrás de ellos y como vi que entraban sin presentar ticket ni pagar ni nada les seguí. Subí, vi el Buda, hice mi foto, mostré respeto y baje para que Carmen e Irantzu me dijesen que había que pagar.
-
Después recorrimos más lugares del templo, vimos alimentar a peces coi, que ven unas migajas y se vuelven como locos y volvimos a coger un taxi camino a Zhongshang Park para comer en un 'Burger King'.
-




-
Después del Burger de nuevo taxi a Xiantiandi. Se trata de otro de los barrios Shikumen y está lleno de bares y restaurantes para turistas. Allí se celebró la primera asamblea del Partido Comunista pero estaba cerrado porque llegamos a las 17:30 y la media de cierre son las 17:00
Decidimos dar una vuelta y llegamos a Tiffany, pero sin Audrey Hepburn desayunando en la calle.
-



-
Y a la vuelta, después de comer palitos a la parrilla y fideos donde la señora de la noche del viernes, fuimos a mi habitación donde comenzó a gestarse el libro negro de Shanghai.
-


No hay comentarios:

Publicar un comentario