viernes, 27 de julio de 2012

Bye Bye caligrafía

Al llegar a clase este martes, laoshi Ann no estaba. En su lugar había proyectada una foto en la pizarra de Chow Yun-fat, y todo para explicar en nuestra clase oral los diferentes modos de llamar a hombres y mujeres según sean niños, adolescentes, adultos, maduros o ancianos.
-
Las clases de conversación han acabado gustándome y me lo paso muy bien con mi compañero de Corea aunque lo cierto es que como casi nadie entiende cómo se llama realmente y Laoshi Maggie le ha rebautizado como "Coreano", pues todos contentos.
-
Llevamos unos días que hace mucho sol y que el cielo está despejado por lo que pasamos calor, más de lo normal, y comer comida picante no ayuda en absoluto. Lo digo por propia experiencia porque este martes por fin hemos decidido probar el restaurante que hay bajo la residencia y se me ocurrió probar un plato al estilo Si Chuan, la zona de Mei, y picaba no, lo siguiente, pero me lo comí porque mi madre siempre me dice que no hay que dejar nada en el plato y a la vista está que le hago caso. Después oh!!! mi última clase de caligrafía con este resultado. ¿No lo hago tan mal no?
-
-
Después de clase, a la librería de nuevo. A comprar alguna cosita que alguno tenía pendiente y a descubrir que aquí en las librerías se lee en cualquier sitio y puedes ir con la cesta de la compra.
-
A más de uno que yo conozco le fascinaría la idea de poder ir a comprar como cuando vas al Eroski o al Dia o en mi caso, aquí en Shanghai, al Wallmart o el Lawsons.
-
No os he contado como es la librería, pero lo cierto es que es alucinante. Creo que son 8 pisos, 7 de ellos de libro y con el sexto dedicado a cine y música. Hay mucho cine asiático, telenovelas de época chinas y mucha música con un stand dedicado a Whitney Houston.
-
Pero hay quien también tiene su hueco especial en esta planta y ese es Miyazaki. El padre de 'La princesa Mononoke', 'El viaje de Chihiro' o 'El castillo ambulante es muy seguido aquí en China y yo acabe comprandome por 2´8 RMB, no hubo regateo porque era precio fijo, 'Ponyo en el acantilado'.
-

-
Después de la librería, galerías, galerías de People´s Square a regatear. No veas tu si me gusta regatear y si encima consigo buen precio, pues más. Cayeron varias cosas, sobre todo fundas de móvil, y es que aquí son tan ¿cómo decirlo? atentos con sus teléfonos moviles.... y no sólo en los puestos para regatear, también en tiendas como esta dedicada únicamente a One Piece pero con unos precios excesivos, pero el merchandising es lo que tiene, por eso Irantzu se conformó con una foto.
-
.
Ya  a la vuelta fuimos ha cenar y decidimos ir de nuevo a los puestos de comida que se organizan cada noche a pie de calle saliendo por una de las puertas laterales de la universidad. El mecanismos es el siguiente:
-
Te dan una bandeja, coges los pinchos de carne, pescado o verdura que quieras, los pones en la citada bandeja y un pobre hombre que suda la gota extra gorda, teniendo en cuenta que tu sudas la gota gorda. A su lado, unos que sólo hacen marisco a la plancha, entre ellos el Extra Mejillón que me tome yo a modo de tapa...
-
Tienen mejillones, ostras, vieiras, erizos de mar y unas almejas o berberechos gigantes. Pero lo que más rico está sin duda es el mejillón.
.
Después, ya sentados en unas mesitas, esperamos a que se diga nuestro número o en su defecto el camarero nos traiga la comida, los pinchitos que hemos elegido crudos y que llegan picantes o no, según lo hayamos especificado, porque aunque la comida de Shanghai sea la más dulce de China, cuando el picante hace acto de presencia.... prepara la botella de agua y respira. Por cierto, tal y como hice con Andi el primer día que cenamos allí, también hicimos un monumento a "la comida rápida de China'.
-




No hay comentarios:

Publicar un comentario