viernes, 13 de julio de 2012

Día de Marmotas

Las clases en la universidad siguen su curso y tengo la sensación de que cada vez entiendo más cosas a mis (laoshi - 教师 - profesoras). Sobre todo a Maggie, la de teoría, con Ann las cosas van despacio, pero con paso firme y seguro.
-
Los hànzì empiezan a tomar forma, somos capaces de mantener un diálogo más o menos fluidos, con alguna que otra palabra en ingles y el pinjín, para desgracia de la chica noruega de clase, está desapareciendo, lo que implica que en ocasiones pierda un poco la paciencia. Cuando eso pasa, siempre se quita las sandalias, como en la foto.
-
Junto a ella está O que va a pasar seis meses aquí y más al fondo William, que ha llegado desde Francia esta misma semana, Maggie le llama (Faguoren - 法国人 - francés), y que sale de su casa todos los días a las 6 de la mañana para llegar a clase a las 8:30.
.
Los miércoles, a eso de las 13:30 hay clase de Tai Chi. Ah, Tai Chi, sólo con pronunciar esas palabras me duele todo el cuerpo y eso que esta vez he ido en chandal. 
Lo cierto es que pensamos que el profesor no nos metería mucha caña y comimos en el restaurante de los padres de nuestra amiga.
-
-
Total que con la tripa llena, el calor, la caña que nos dio el profesor y los mosquitos Irantzu y yo, únicas valientes en acudir a la cita quedamos para el arrastre. A la vuelta, entramos en una de las tiendas del campus, y por 11 RMB cada una, en torno al euro y poco, compramos un pai pai nuevo, tres banderitas chinas para la habitación, dos para Irantzu y Carmen y otra para mí, también dos tarjeteros y unas gomas para el pelo que sujetan de maravilla. Después pare a comprar El Príncipito en Hànzì y uno de clásicos de los hermanos Grimm para Mei Mei (30 RMB los dos, unos 4 euros) y de ahí paseíto tranquilito por la orilla del río que hay en el campus.
-




-
Cuando llegamos a la habitación estábamos tan cansadas que por votación popular decidimos dormir un poco y recuperar fuerzas y según la persona, el periodo de bellas durmientes fue de la media hora, a las tres horas. Como fui una de las primeras en levantarme opte por hacer oído viendo la tele y allí, a la misma hora que ella las veía cuando vivía en China estaban las cabritillas que le encantan a Mei Mei.
-

-
Como acabamos levantandonos tan tarde ¿Dónde cenamos? En McDonalds one more time.

2 comentarios:

  1. Me tienes intrigado, Ederne: ¿cómo sacas las fotos a tus compas de clase? ¿con alguna cámara de ésas tipo espía sin que se den cuenta? Que como la noruega y la doble de la Williams se enteren ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con la del movil... aqui todo el mundo saca fotos a todo. La pizarra, la profesora, los compañeros, las europeas (veasé la noruega y yo)...

      Eliminar