lunes, 14 de abril de 2014

Un domingo de visitas: TUMBAS MING

Cuando llegué a Beijing me dijeron que la escuela organizaba varias excursiones y que una de ellas, la de la Gran Muralla (长城 - Cháng Chéng) que era la que me interesaba más que nada ya se había realizado. Fue todo un chasco porque ciertamente yo deseaba subir allí arriba. Por eso, teniendo en cuenta que el domingo teníamos día libre y que Carol y María querían hacer relax y shopping, coger una de las excursiones que ofertaba el hotel no parecía mal plan. Una de ellas incluía visita al tramo de la Gran Muralla de Badalíng (八达岭 -  Bādálǐng) previo paso por las Tumbas Ming, una fábrica de Jade y otra de seda.
-
Pese a que me habían dicho que el autobús de la excursión me recogería a las 8:30, desde las 7:25 ya había una mujer llamándome por teléfono. Era mi guía y había decidido cambiar la hora el día anterior, pero el recepcionista no me dio el recado. Como lo había dejado todo preparado, me vestí rápidamente y salí con una manzana china en la mano para desayunar y agua, claro está. Después de mi hotel hubo otras dos paradas en las que se subieron varios turistas más, todos con el mismo objetivo: Hacer Turismo y eramos un grupo variopinto. Véase dos estudiantes americanas que estaban en Shanghai pero habían venido 3 días a Beijing, una japonesa sóla por el mundo, cuatro coreanos (3 de ellos con resaca), unos finlandeses que habían venido a conocer el país natal de su nuera y un padre recién divorciado que traía a su hija a China. Luego estaba servidora y nuestra guía WANG, que se había cambiado el nombre por Ángel. Había nacido en 1989 y era más choni que Belen Esteban. 
.
La primera parada fueron las Tumbas Ming y hasta allí nos fuimos. Primero pensé que no saldría en ninguna foto y me limitaría sólo a hacerlas por eso de ir sola, pero para nada. Primero vimos el jade, el pequeño museo y luego ya a las Tumbas.
-









-
Después de estas visitas, había que atravesar la puerta de LOS MUERTOS, para entrar no ocurre nada, pero al salir, después de visitar el entorno y tener que pasar de nuevo por esa puerta, con el pie derecho primero había que decir: "我回来了- Wǒ huí lái le - Prometo que volveré", a fin de cuentas, estás abandonando el reino de los muertos.
-












-
Con esta última foto podemos observar el look chon de mi guía, os diré que en las fotos no se aprecia, pero las gafas eran de Hello Kitty y no llevaban cristales.
Después de las últimas fotos de rigor, volvimos de nuevo a nuestro mini bus, y pusimos rumbo al siguiente destino: La Fábrica de Jade.
.



-
A la vista queda que escogí una camiseta llamativa, naranja fosforito, así si me perdía era fácilmente localizable.