martes, 7 de julio de 2015

Disfraces Improvisados y el Chef Escorpión

El viernes era el último día con los peques de Cathy, Matt, Moya, Claire, Krista, Isabelle y Jack. El sábado seguían camino a Beijing donde pasarían dos días más antes de volver a casa y es que ellos llevaban aquí, en China quiero decir, una semana más que yo. Día soleado y mucho, de los que amenazan con calentar pero bien. Antes de salir, como cada día desayuno y en el comedor encuentro ¡Oh Sorpresa! El bizcocho con virutas dulces de caramelo y colorines que comíamos en Beijing y María detestaba está para desayunar y en la zona de las bebidas, lo que yo creía café es Coca Cola -可口可乐 - Kěkǒukělè. American Boy sería feliz desayunando aquí. 
-k

-
El jardín que montamos con vinilos en la sala de televisión de los peques quedó genial, es lo primero en lo que me fijo al llegar al orfanato. Qi Rui tiene unos cuantos informes médicos para Krista, son de los bebes más pequeños. Mientras ella les echa un vistazo, nos vamos a la sala de juegos. Alex ha aprendido a hacer la voltereta. Cada vez que termina rompe a carcajadas y cuando está muy contento no para de repetir la única palabra que le he oído decir desde que estoy aquí: Mama. 
-

-
Todas las āyí les enseñan a decir Papá y Mamá. Supongo que es para que el día en que encuentren una familia sea más fácil asociarlo. Una de las maneras que tienen de hacerlo es por repetición. La otra jugando con uno de los tantos teléfonos de juguete luminosos que hay por la sala, aunque lo cierto es que cualquier cosa se convierte en teléfono. El dialogo es siempre el mismo: 
- 喂,喂?(- Wèi, wèi? - Diga, diga?) 
La āyí le dice:
- 爸爸,妈妈(Bàba, māmā – Papá, Mamá) 
Y así nos podemos pasar un rato largo. Entre tanto barullo resuena la sintonía de ‘FROZEN’ del correpasillos y Effie, que es como ha renombrado Moya a una bebe graciosísima baila al son de la música y poco después se queda dormida. Le ha llamado así por una de sus tías, que está muy enferma y ha sido muy importante en su vida. Y de pronto Meng Tian aparece ¡Gateando! Y ayer no se movía de sus sitio más que rodando como un pequeño tronco. 
-


-
Algunos de los peques ya han comido y vamos a dar un paseo por los alrededores del orfanato con Kevin, Malachi, Jonas y Adam. Uan de las āyí me pregunta si se conducir. Quieren coger el coche que hay para manejarse por dentro del orfanato y dar un paseo. El guarda de seguridad nos dice que la marcha atrás no va bien, por eso yo no conduciré, lo hará una de ellas que sabe cómo manejarlo. Kevin no quiere, se asusta y se lo llevan de vuelta teléfono en mano, claro ejemplo de lo que os he contado antes. La ayudante de Qi Rui se hace cargo de Adam y Malachi mientras yo llevo a Jonas encima. Entonces aparece Moya, se sube une a nosotros y disfrutamos del paseo.
-


-
Damos un par de vueltas, pero Adam empieza a dormirse y volvemos a la sala de juegos. De pronto aparece la directora del orfanato con todo su sequito. Nos pide posar a todos con ella y con uno de los niños en los brazos. Dicen que se hace la foto de rigor con nosotros y que la colgarán en la pared. Las paredes del orfanato están llenas de fotos de los niños, de algunos con sus nuevas familias y también de anteriores visitas de CMK. Voy a ver si Qi Rui puede darme una copia de esa foto porque es claro ejemplo de unos días inolvidables.
-
-
Después de las fotos “oficiales” sacamos unas gafas y unos collares e improvisamos una sesión graciosa con los peques y algunas cuidadoras, que las hay que se apuntan a un bombardeo. 
-




-
No pasaremos la tarde con los peques, la directora quiere comer con nosotros fuera de aquí, nos llevan a un sitio que es un lujazo. Es una comida con la que agradecer nuestra visita. Con nosotros vienen Qi Rui, la āyí que ha comido con nosotros estos días y ha estado haciendo fotos a Adam, Malachi y Essi, los próximos en marcharse con sus familias, la directora y el que parece ser su chofer u hombre de confianza. 
.
El sitio es de copetín: sala privada, mesa redonda y si Fang, cumplí lo aprendido en tus clases de protocolo e intenté que los demás también. Vi en práctica lo de ellos sentados al lado de la puerta, ella en el lugar principal y los brindis, vivan los brindis. Creo que conté hasta 7. Hay variedad de platos, muchísima: pato laqueado, verduras, pescado, tofu, paloma, un plato especial del que sólo hacen seis raciones al día y que lleva pollo cerdo y ternera y de pronto aparece un break time tipo Master Chef. Un chef aparece Sifón en mano. Dentro hay nata que con ayuda de nitrogeno líquido convierte en helado. Por ciertos atentos al tatoo del chef, es el chef Escorpión. 
-









-
CMK han traído regalos para la directora y las āyí y ellos también tienen cosas para nosotros. Para los “adultos”: Cathy, Moya, Krista y yo, unas cajas precisosas con Te verde. Para los “niños”: Matt, Jack, Isabelle y Claire bolsas llenas de galletas, dulces y chuches. La directora, que se refiere a mi como太阳 – Tàiyán – sol, me dice que su hija estudia español y que la próxima vez que venga, le de clases. Me lo puedo tomar como cortesía o en serio y decido hacerlo fifty fifty. 
-


-
Tras la comida se despide de nosotros, me pide que disfrute de la belleza de su ciudad y nos separamos. Cathy, Matt y yo volvemos al hotel. Los demás a hacer las últimas compras. Ya en mi habitación y tirada en la cama oigo un ruido raro. El aire acondicionado, pienso, pero no. Poco después me doy cuenta de que la pared del baño, que es de cristal está rota y se está resquebrajando. 
-
-
Rápidamente llamo a recepción, sube la mujer que cada tarde a las 19h me trae el ticket del desayuno del día siguiente y me ayuda a empaquetar mis cosas. Me trasladan de habitación. Paso de la 7401 con vistas a un patio a la gigante 7406 con vistas a la entrada del hotel, diván y espacio para montar una fiesta. 
-

-
Aviso a Cathy, para que sepan donde estoy y me duermo la siesta en el diván. No salimos a cenar, mis siete compañeros tienen las maletas sin hacer y saldrán del hotel hacia las 8. Las puertas de sus tres habitaciones están abiertas y recibo fideos instantáneos, yogurt y crema de cacahuete como donación a mi semana aquí. Quedamos a las 7:30 en el restaurante. Nos veremos por la mañana.
 明天见

No hay comentarios:

Publicar un comentario