domingo, 5 de julio de 2015

Explosión de juguetes y el niño que grito ¡MAMA!

Jueves, cuarto día de expedición y hoy el señor mafioso que nos lleva al orfanato va a tener trabajo. Nosotros también, así que un buen desayuno para el cuerpo que no viene mal. Y digo que tendrá trabajo porque en la furgoneta hoy no vamos sólo nosotros, también se vienen las bolsas de juguetes que CMK han reunido antes de venir. Lo hace siempre que visitan el orfanato. Otras veces han traído mantas, ropa o biberones especiales, pero esta vez son juguetes y vinilos para decorar las paredes del orfanato.
-

-
Por el camino nos pilla una manifestación, un grupo de hombres desenrolla una pancarta y corta totalmente la calle. Idurre ¿Sería una de esas mil y pico huelgas de las que nos habló Andrés en el Master?.
El caso es que con la carretera así, hay que dar la vuelta, cada uno como puede. Y el hecho de ir por otro camino nos deja ver cosas que no hemos visto en días anteriores, como que la música del chofer sale de un Iphone que lleva metido no se donde o que de entre los parterres a ambos lados de la carretera asoman las cabezas de los empleados que quitan las malas hiervas.
 -

-
Ya estamos en el orfanato, algunos de los peques juegan con su propio reflejo en el espejo de la sala de juego. El pequeño Buda/ Chien Po piensa que su reflejo es otro niño y se parte de risa mirándose a sí mismo y sacando sus dientecillos. Nos hemos repartido otra vez. Algunos estamos con los niños y otros redecoran la habitación y empiezan a montar juguetes. Lo primero que aparece es un correpasillos de ‘FROZEN’ con su ‘Let it Go’ incluido y lucecitas a rabiar. Kevin se hace amo y señor del vehículo ahora está motorizado y puede ir a cualquier parte.
Los bebes están en sus mantitas de suelo y Cathy trae otro juego, un túnel. Las cuidadoras están más emocionadas que los niños con él.
-







 -
Hacemos cambio y voy a ayudar con los vinilos de las paredes, Moya me pide que cree un jardín y et voilá, aquí está. Mientras estábamos creando el jardín, empezamos a oír gritar a un niño. No paraba de gritar Mama - 妈妈 Māmā. Además de los niños con los que estamos, hay otros que tienen problemas mucho mayores y pensamos que podía ser uno de ellos. Poco después descubrimos que los gritos eran de este hombrecito. Sus padres le dejaron en un centro comercial, podemos aventurarnos a decir la palabra abandono.
-



-
En estos casos, el protocolo es llevar al niño al hospital para que le reconozcan y vean si tiene algún problema y de ahí lo llevan al orfanato. Vimos salir a dos chicos de paisano, policías suponemos, y el niño aún tenía lágrimas en los ojos cuando nos acercamos a hablar con él.
Dicen que es algo mentiroso, cambia de versión sobre su edad, su nombre y su casa varias veces. Dijo que tenía cinco años, luego cuatro y luego tres. Me dijo que se llamaba Ru, a Cathy le dio otro nombre.
Me habían dicho que sería dura esta experiencia y vaya si lo es, cuando vi a ese peque y me acordé de los gritos que daba pensé en su madre, en lo que le habrá llevado a tomar esa decisión, en su dolor, en lo que pensará. Son tantas cosas e ideas que se agolpan y luego le ves. Con su cara de buen niño y piensas que tendrá conciencia de todo lo que ha pasado, de que le dejaron y su cariño se tornará en furia. Creerme cuando os digo que no olvidaré su grito en mucho tiempo.

Los peques empiezan a irse a la siesta y eso significa que nos toca comer. Adam aparece en el momento en el que estamos con los juguetes y alucina en colores. Es el rey de los juguetes y quiere tocarlos todos. Será después de la siesta, aunque los cambios han trastocado un poco a todos.
 -




--
Para comer, de todo. Todo está riquísimo siempre. Hoy tenemos sopa de dumplins con verduras y fideos como plato a destacar. Luego CMK tienen que hacer sus informes y los demás vamos a la sala de juegos a esperar a los peques.
El primero en despertarse es Chien Po, y claro copa el vehículo ‘FROZEN’. Se lo pasa pipa. Li Tong, aunque antes Jack, es el primero en pasar por el tunel. Jade está alucinando con tanto juguete mientras tiene una animada charla con Meng Tian y en un rato me encuentro con una audiencia de cuatro bebes que requieren mi atención, entre ellos una cosita de sólo un mes que tiene una cardiopatía.
-







.
Después nos vamos a la piscina de bolas, es donde acaban todos los días Malachi, Alex y Buda Baby. Hoy es un día diferente porque por primera vez Malachi se ríe. Es un bebe callado, que no da guerra, apenas llora y se lleva bien con todos. Pero hoy, Jack y yo vemos cómo se ríe por primera vez y lo hace a carcajadas. Y las risas se contagian.
-
Es hora de irse, mañana será otro día y estamos agotados. Siesta y cena en el hotel. Hoy toca fruta. Buenisima por cierto. Manuela, amiga, ¿esto se vende en MercaBilbao? Si es así, ponme una caja.
 -

明天
 

1 comentario:

  1. Mangostán, lo hay en MercaBilbao. No te meceres una caja, te mereces un millón.
    Eres una mujer fuerte y valiente

    ResponderEliminar