jueves, 9 de julio de 2015

Una para todos y todos para una

7:30. Arriba, es lunes y los peques son todos míos hahaha. El conductor del orfanato me está esperando con su furgoneta a las 8:25. Puntual puntual y yo no voy a ser menos. Ahora ya no voy a ir más en el asiento delantero. Estoy sola y soy la pasajera, por lo que voy sentada detrás. El conductor se ha quitado los guantes que ha estado llevando toda la semana y cuando le he dado las gracias al llegar al orfanato creo que ha esbozado una sonrisa torcida, ¿me lo estaré ganando?. Por cierto, el viaje al orfanato dura 20 minutos, cronometrado.
-

Qi Rui me recibe y me dice que tiene mucho trabajo, pero me deja con otras āyí que sólo hablan chino, de modo que a ponerse las pilas toca. El primero de los peques que viene corriendo a por mí es Adam y lo hace a lo Fermín Cacho, mirando para atrás por si alguien viene más rápido que el. También trastea a ver si el resto del grupo viene, al ver que no se tira a mis brazos y a mis piernas hacen lo propio Jonas y Alex y Kevin, que me miran y se ríen.
-


Pese a todo, esta mañana no voy a estar sola. Además de las āyí, vendrá un grupo de estudiantes voluntarios. El Gobierno, según me cuentan, tiene un programa para educar a los jóvenes y concienciarlos de no abandonar a los niños. Vienen al aula de juegos unas 6 o 7 chicas de unos 18 años, que salvo una de ellas, antes de salir de casa han pasado por chapa y pintura.
Cuando entran en la habitación van a jugar con Adam, Chien Po y Jonas, porque se les tira derecho al cuello. Essie y yo estamos jugando juntas con una pelota y enseguida se nos une Malachi. Moya, Krista y Cathy me dejaron encargada de cuidar a todos los peques, pero a Essie especialmente. Tiene cataratas en los ojos y visión limitada, pero se vale muy bien por si misma.
-






-
Nadie juega con Malachi y es un buen niño. Tampoco con Kevin ni Alex, así que mientras ellas se hacen fotos con el pequeño Buda, las āyí y yo, jugamos con los demás. No están más de una hora, y al marcharse hay que darles de comer a los peques. Yo le doy a Adam que se está cogiendo confianza y me intenta camelar, pero a mi no me la dan. Termina todo con ayuda de Qi Rui y cuando llega la siesta, ella y yo nos vamos a comer. 
.


-
Comemos en la misma sala que comíamos con los demás, sólo que ahora lo hacemos las dos solas, y el menú es el mismo que las demás niñeras y trabajadores del orfanato. Hoy toca arroz, pescado con verduras un poco picante y carne con setas. De postre, sandía.
Después de comer Qi Rui tiene trabajo, y me abre el salón a mi para que descanse allí esperado a los peques. Li Tong aparece primero, a eso de las 14:17, todos los juguetes son suyos y ha descubierto a Olaf en el correpasillos de 'FROZEN' y se lo quiere comer. El segundo en aparecer es el pequeño Buda y porque le despiertan. El toma el correpasillos, ahora que Kevin, su dueño y señor, aún no se ha levantado.
-


-
Poco a poco se van despertando y llegan los bebes de mesitos, Kevin, Adam, Alex, Jonas,... y así van  todos. Estamos jugando y el bebe de dos meses con cardioaptía, empieza a llorar y se pone a chuparme el dedo. Esta cosita tiene hambre y su cuidadora se lo lleva para darle de comer.
-

Otra de as cuidadoras, la mujer de pelo corto que veis en las fotos, y que es una máquina de lo bien que trata a los peques, hace ejercicios con las piernas de Effie e intenta que aprenda a estar sentada. Meng Tian y Buda tienen baño, yo me quedo con la peque a la que Claire renombró como Jade, es como una pequeña Campanilla ¿verdad?.
.





Tenemos otra visita, esta parece oficial. También llevan los chalecos de voluntarios de Xinxiang, pero esta vez traen a Sun, el otro conductor como fotógrafo, parece que son gente importante. Sun me saluda y sigue haciendo fotos.
.
-
Sigo jugando con los peques hasta las 16:15. Se van mi transporte y no lo puedo perder. Mañana más. Al llegar al hotel me quito la ropa con olor a vomitona, alguno me ha hecho un regalo sin darme cuenta. No hay wifi pero consigo encender la tele, tenía un botón escondido, pero lo cierto es que me quedo dormida.
Me ducho, me preparo y a las 19:30 estoy en el restaurante de al lado del hotel a ver si me dan de cenar a mi sola. Me dicen que si, pero acabo en una lujosa sala para cuatro comiendo por menos de 5 euros un plato de brócoli, una sopa riquísima y una Coca Cola.
-




-
La mujer que reparte los tickets del desayuno ya ha entrado en mi habitación cuando vuelvo y los ha dejado en la mesita. Un poco de internet, descubro que Varufakis ha dimitido, veo algo en la tele y oye, que dan la serie ISABEL por la tele, en castellano y con subtitulos en Chino... ¿será posible?
明天

No hay comentarios:

Publicar un comentario