lunes, 3 de agosto de 2015

Es de bien nacido ser agradecido

7:32 y ya estoy en danza. He descubierto que el conductor que viene a buscarme y que está más hablador desde que vamos solos, está en la puerta esperándome para las 8:20, aunque la hora establecida sean las 8:30. Es un hombre calmado y paciente que nunca dice nada. Pese a todo decido estar preparada antes, es mi modo de agradecerle que todos los días venga a buscarme.
Al llegar al orfanato veo en los patios a un grupo de estudiantes vestidos de verde enarbolando la bandera de China. Son voluntarios, me dicen, pero hoy ninguno de ellos va a pasar por el patio de juegos de First Hughs.
-

-
Hoy hay dos cuidadoras a las que he visto poco desde que llegué. Ellas se encargan de los bebes y Qi Rui y su ayudante están con los demás y bueno, yo también estoy. Poco a poco me estoy aprendiendo los nombres chinos de los niños, tras ver cómo les llaman las cuidadora, y cuando yo les llamo así, me responden. Le pedí a Qi Rui una lista de los nombres de los niños en hanzi y en pinyin y ha prometido dármela.
Llega la hora de comer y yo llevo un par de días en los que me toca estar con Adam. Es rápido y como bien, pero es un jugueton y quiere meter su mano dentro del plato. Veo que Kevin ya come solo y todos saben cuando es la hora de comer porque van corriendo a la zona del carrito en el que traen sus platitos en cuando lo huelen. Cada uno tiene su plato con su cuchara nombrados, así no hay problemas para saber de quién es quién.
-




-
Hoy Alex tiene mal día. Qi Rui me cuenta que a veces le pasa. Hoy a pegado a dos niños y no quiere comer ni jugar. Le han dado de comer en el otro cuarto y luego vuelve, pero él quiere estar solo. Qi Rui me dice lo que ya me avisó Moya y confirmó mi hermana al ver el pequeño vídeo que le mande, que Alex tiene autismo. Puede que cuando se levante de la sienta, esté algo mejor.
Estoy jugando con Malachi y Adam en la piscina de bolas mientras tengo a uno de los niños mayores del otro cuarto jugando a mis pies y noto que se monta un revuelo. Tienen visita y parece importante porque ha vendo la directora.
-


-
Rápidamente sacan los cajones con los calcetines de plástico azul y ellas empiezan a atusarse el pelo y ver cómo tienen el uniforme. Pregunto si hago algo y me dicen que siga con lo que estoy haciendo. Es un grupo de gente mayor y con ellos viene el fotógrafo del orfanato, SUN, y con él viene otro más.
Parece que todos están pendientes de lo que hace un hombre mayor con camisa de manga corta color blanco y la que parece ser su mujer. Ella es la primera que se acerca a los niños y Adam que es el más gracioso la conquista enseguida. Sigo sin saber quienes son pero pienso que sin duda son muy importantes por el respeto que les tienen todos y de pronto, reparan en mí, la extranjera- 老外- Lǎowài que tiene uno de sus niños, Malachi, en brazos porque se ha asustado. La directora les cuenta que soy TaìYáng, que hablo chino, vengo de España y estoy de voluntaria cuidando de sus niños.
-
El se me acerca, me inclina la cabeza a modo de agradecimiento y dice algo que medio entiendo con ayuda de Qi Rui "Gracias por cuidar de nuestros huerfanos" yo le agradezco que me dejen hacerlo y después de esto empieza el photocall porque todos se hacen fotos con la blanquita y hacen fotos a la blanquita con los niños. Una vez se van me entero de que sin personas importantes del gobierno de Xinxiang, gente del Partido Comunista Chino.
-
Llevamos a los peques a dormir en el 'siesta expres' que es una cuna con ruedas donde se lleva a todos juntos. Después, Qi Rui y yo nos vamos a comer. Esta semana hay un concurso de cocina entre las āyí. Cada día, una de ellas presenta una receta personal que elabora en las cocinas del comedor junto a dos o tres compañeras y las demás comen y van evaluando cuál es la que más le gusta. Hoy tenemos carne con especias, arroz y una macedonia de frutas con yogurt que incluye tomate cherry.
-




-
Ya vamos a sentarnos y aparece muy apurado el secretario de la directora, el mismo que nos llevó en coche el otro día. Hay cambio de planes y me doy cuenta de que Qi Rui está algo nerviosa. Me pregunta si tengo hambre porque vamos a tener que esperar. Por mi no hay problema, me ofrezco a ayudar y ella me contesta que espere y sea yo misma. El secretario de la directora suda la gota gorda, literalmente. Cambia las temperaturas del aire acondicionado y empieza el protocolo en la mesa del que Fang nos habló en el master. Me cambia de sitio, más lejos de la puerta, se ponen más platos y según va llegando comida va distribuyendo las fuentes y llega la directora. Agarrate que esto es serio. Me dice que gracias por esperar y me hace un cuestionario rápido preguntando a qué me dedico, cuanto tiempo hace que estudio chino y la pregunta del millón: ¿Tienes novio?. Ehhhhh, si. Asunto zanjado. Luego se hace varias fotos conmigo y me pide el Wechat.
-

-
Qi Rui me dice que el que viene es el benefactor del orfanato. Le han dicho que estoy aquí y quiere conocerme y saber que opino del orfanato t de los niños. ¡Toma brete!
El hombre llega con otros dos más. Presentaciones y brindis varios, 5 o 6. Uno de ellos es por mi. No hay vino, menos mal, así que brindamos con Coca-Cola y leche de nuez.
De nuevo me pregunta por mí, si me gusta China, su comida y más cosas. Le hablo de Mei, del Master de Estudios Chinos, etc etc. Ve que como con palillos y asiente con la cabeza. "¡Qué bien!, se nota que te gusta nuestro país". Con una sonrisa de satisfacción en su cara me da las gracias por mi labor allí, yo de nuevo les doy las gracias por dejarme estar allí y me dice que ya me puedo ir. La directora está exultante, creo que he triunfado y Qi Rui me lo confirma. Me dicen que puedo volver con los niños, me da la mano y me comenta que espera volver a verme. Estoy en la sala de juegos y tengo tiempo de relax.
-
-
Hoy los peques duermen mucho, hay que ir a buscarles. Jonas tiene mal día. Cuando quiere llamar la atención se hace pis encima y hoy ya va tres veces. Alex se levanta con ganas de jugar y los bebes quiere mimos.
-



-
Hay un bebe nuevo, lo llevaron al hospital la semana pasada porque necesitaba un drenaje y ya ha vuelto. Y así pasamos la tarde. Ellos meriendan y seguimos jugando. Qi Rui viene en la furgoneta con nosotros, su marido tiene el coche.
Llego al hotel y excursión. Me voy al Carrefour, necesito fruta y yogures. Como está cerca del hotel voy andando. Paso por el parque donde hay gente volando cometas y llego después de andar 35 minutos. Aquí está organizado como el Ikea, en plan sigue la flecha.
-











-
Cuando vuelvo empieza a anochecer pero no hay problema, no me pierdo, aunque estoy molida. Ducha mediante, ceno Zongzi, que es arroz hecho al vapor envuelto en hojas de bambú, está buenísimo.
-

Lectura, tele china y a dormir.
明天

No hay comentarios:

Publicar un comentario