Dos años del fin de la política del Hijo Único

En octubre de 2015 el Gobierno Chino hacía un escueto comunicado en el que anunciaba el fin de la Ley del Hijo Único, un mandato que llevaba aplicándose en el país durante más de tres décadas y que pese a que no fue promulgada por Mao Tse Tung, si que tenía parte de inspiración en el discurso del que fue presidente de China.
-
-
Ante la sobrepoblación del país, el Partido Comunista Chino decidía aplicar la Ley del Hijo Único, con algunas salvedades en determinados puntos poblados por etnias minoritarias como los Miao, un hecho sin precedentes y con el que se buscaba el objetivo de conseguir estabilizar la población de cara al año 2000, alcanzando los 1200 millones de habitantes.
La presión social y la propaganda se hicieron patentes en el país y el incumplimiento de la misma suponía penalizaciones económicas. 

Las parejas que se comprometían a tener un solo hijo recibían beneficios económicos del gobierno, incluso permiso para tener un segundo hijo, pero en las zonas rurales, con una tasa mayor de natalidad, se intensificaron las brigadas de control estableciendo algunas pautas como presionar a los solteros con el objeto de retrasar los matrimonios (en 1980 se prohibió el matrimonio antes de los 22 y los 20 años de hombres y mujeres respectivamente),  que los recién casados esperasen antes de tener su hijo, y los que ya lo tuviesen se verían sometidos a exámenes y supervisión de sus prácticas anticonceptivas, con fuerte presión hacia el aborto y la esterilización si se sobrepasaba el hijo único.-
-


Estas medidas, sumadas a la preferencia de hijos varones frente a las niñas ocasionó una serie de problemas, tales como la ausencia de mujeres y la presencia de datos que hicieron saltar todas las alarmas, entre ellas la relativa a que de cara a 2020 habría 1 niña por cada diez niños.

La consecuencia de la política del Hijo Único aumentó también los abandonos de menores en los orfanatos, en su mayoría niñas, muchas de las cuales entraron en programas de adopción internacional y terminaron viviendo con sus nuevas familias en diferentes países del mundo. Pero tras la reunión del Partido Comunista Chino de 2015, la agencia china de noticias Xinhua hizo público un comunicado en el que, de forma muy escueta, el gobierno de Xi Jinping anunciaba que China "abandona la política del hijo único" y "pondrá en marcha otra que permita a cada pareja tener dos hijos como respuesta proactiva al envejecimiento de su población".

En el momento del anuncio China tenía 1300 millones de personas, pero con una población muy envejecida, lo que llevó a tomar la decisión para paliar los datos que apuntaba a que más de 450 millones superarían los 60 años en 2050.
-
-
Dos años después de la derogación de la ley, las cosas en China han cambiado y son muchos los matrimonios que han optado por tener un segundo hijo.
Desde que la ley entró en vigor el 1 de enero de 2016, en torno a 90 millones de parejas ya han tenido un segundo bebé, verificándose 17,86 millones de nacimientos.

La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar publicaba el pasado mes de agosto un balance de natalidad relacionada con los cinco primeros meses del año. Los datos apuntaban a que casi el 60% de los más de siete millones que nacieron en el primer semestre del 2017 ya tenían uno o  dos hermanos.

Las mujeres acogieron de buen grado la posibilidad de poder tener un segundo hijo pero una encuesta realizada por la Federación de Mujeres de China y el Centro Nacional de Innovación para la Evaluación de la Calidad de la Educación Básica demostró que, de 10.300 familias con hijos de 15 años, el 53,3% no expresó deseos de tener un segundo hijo y que solamente el 20.5% estaba dispuesto a tener un segundo vástago, mientras que el otro 26.2% no estaba seguro.
-
-
La encuesta presentaba también datos en relación a los residentes en regiones y ciudades de alto nivel donde se mostró una menor disposición para tener un segundo hijo, siendo los factores determinantes en esa decisión los relacionados con la capacidad de acceder a servicios públicos como la educación, atención médica, salud, entorno y la calidad de los productos para bebés.

Poco antes del anuncio de la abolición de la polémica ley de control de natalidad.  la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de China realizó una encuesta donde preguntaba: ¿por qué no tendrías un segundo hijo?
Casi tres cuartas partes de los encuestados argumentaban su respuesta alegando insolvencia o presiones financieras, el 61,1% mencionó la dedicación que se necesita para criar un ser humano, mientras que el 60,5% consideró la falta de apoyo como la razón fundamental de su negativa a aumentar la familia. Y en algunos casos se apuntaba también que dicha negativa venía acompañada del problema del cuidado de los hijos, ya que cada vez son más las parejas que dependen de sus padres jubilados para el cuidado de los mismos.

Pese a estos datos, desde el gobierno chino se han mostrado satisfechos con los indices de natalidad obtenidos desde la abolición de la ley y se apunta a que se trata de los mayores registros de nacimientos en el país en lo que va de siglo. Bien es cierto que  algunos expertos ya han alzado la voz apuntando que este actual “baby boom” podría frenarse en 2018, pero por el momento es un problema al que no se muestra demasiada atención.
-
-
Por otro lado también se ha destacado el hecho de que desde la abolición de la política de la ley de natalidad se ha registrado un importante incremento en la demanda de tratamientos de fertilidad  in vitro entre  las mujeres mayores de 45 años.

En definitiva, diferentes datos relacionados con el balance de los dos primeros años desde la abolición de la ley de control de natalidad o del ´Hijo Único’, que para Yang Juhua, profesora de Demografía del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Universidad Renmin de China,  fue "exitosa y necesaria” pero que de cara al futuro “·debido al nivel del desarrollo económico del país, las parejas serán las que reduzcan por si mismas el número de hijos. Una actitud consciente que hará que la observación del crecimiento de la natalidad sea más orgánica” .

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando el hilo rojo no es tan fuerte...

Y 24 años después,encontró a su hija - 24 年后,他找到了他的女儿

Diez años del terremoto de Sichuan - 四川地震十年