martes, 24 de julio de 2012

45 segundos para rozar el cielo

Dice mi madre, que es muy sabia, que noches alegres, mañanas tristes. Y eso es lo que pasa cuando sales de fiesta. Que al día siguiente te cuesta levantarte. Es lo que les pasó a algunos este sábado. No pienso dar nombres por conservar la privacidad de los afectados, pero si que os diré que yo fui puntual.
.
El caso es que de las 10:15 que era la hora inicial para encontrarnos, pasamos a las 13:30 por lo que ir a uno de los pueblos acuáticos cercanos a Shanghai se nos hacía difícil no. Lo siguiente. De modo que tiramos de la guia de National Geographic que siempre va en mi mochila, elegimos destino y cogimos un taxi, por lo de ahorrar tiempo y ahorrarnos los 21 minutos, según Google Maps, que hay andando desde la estación del metro hasta nuestro destino, el templo de Longhua con su pagoda y todo.
-
Desde que estamos aquí hemos visitado varios templo y sin duda este es el que más nos ha gustado. Lo cierto es que nos han gustado todos, pero este personalmente me ha fascinado.
.


 -
Y en medio de toda esa paz y ese silencio, unas voces llenan el templo de sentimiento.
-

-
Volvieron a cantar más tarde, esta vez tocando el tambor. Y en el intervalo entre oración y oración vimos estas maravillas. Si os fijáis hay una en la que la gente parece arrojar monedas. Si la metes dentro del agujero es buena suerte y tanto Carmen como yo hicimos diana.
-



 .
Justo al lado del Templo se encuentra el parque público que acoge en su interior un cementerio y un museo que rinde homenaje a todas las personas que dieron su vida por defender el comunismo.
-

-
Como llevamos unos días en los que el cielo está despejado y hay poca polución decidíamos subir a la Jing Mao. 88 pisos en ascensor en 45 segundos. Las vistas estupendas y la comida del Burger King cuando llegamos a rozar el cielo, ya estaba desaparecida de nuestros organismos.
-



 

Carmen grabó el ascenso y el reloj los 45 segundos que tardamos en subir para ver Shanghai desde lo más alto, bueno casi, que la Jin Mao actualmente es el segundo edificio más alto, aunque en breve perderá un nuevo puesto en el ranking.

No hay comentarios:

Publicar un comentario